Realfooding. Pon comida real en tu vida.

Si buscas cambiar o potenciar tu estilo de vida saludable, entonces estoy casi seguro que has oído hablar del Realfooding, incluso tal vez seas un realfooder ya sin saberlo.

 

Carlos Ríos en su blog habla de un estilo de vida basado en comer comida real. Básicamente este movimiento aúna las buenas prácticas en alimentación que venimos conociendo estos últimos años y los ha clasificado en 3 grupos, dando una prioridad a cada uno de ellos atendiendo a los que conocemos como comida real o comida saludable.

El movimiento Realfooding se pone en contra de los productos ultraprocesados, tal vez la industria alimentaria debería hacérselo mirar y escuchar más a los consumidores y expertos en salud.

Que levante la mano quien no haya hecho una dieta alguna vez… ya sea para perder peso, o simplemente para tonificar esos músculos que nos trabajamos en el gimnasio. Nuestra propia experiencia nos dice que siempre hemos contado calorías, pero gracias a este movimiento, nos estamos dando cuenta que nos solo se trata de eso, se trata de comer sano, de levantarnos por la mañana y empezar el día con un desayuno saludable.

Si solo tenemos en cuenta las calorías y el contenido de los alimentos como los hidratos de carbono, grasas, proteínas, vitaminas y demás, estaremos perdiendo de vista la esencia de la comida real, y no tendríamos en cuenta que esos alimentos podrían ser ultraprocesados y que podría pasarnos factura a medio largo plazo.

La salud siempre está ligada de la alimentación, somos lo que comemos, y para ello necesitamos productos naturales, como la vida misma.

El Realfooding es sinónimo de Comida Real o Comida de Verdad y es la respuesta a las grandes industrias alimentarias y sus productos ultraprocesados.

Lo que tienes que hacer para ser un Realfooder

Los ultraprocesados son una invención nuestra, de la que la industria alimentaria está exprimiendo al máximo para seguir creciendo económicamente sin tener en cuenta los efectos colaterales.  El ser consciente de esto y apostar por salir de la corriente de consumo que nos marcan las grandes industrias, apoyándonos en la comida real y comida saludable es ser un realfooder. 

La idea de hacer dieta o pasar hambre para perder peso no se asocia  al movimiento Realfooding. Simplemente huyen de los productos ultraprocesados, incluyendo las galletas 0% en materia grasa, productos light o bajos en calorías, zumos naturales sin azúcares añadidos pero hechos a base de concentrados. Los realfooders consumen comida real, comida de verdad, hacen de ello su estilo de vida y disfrutan siendo así.

NO a los ultraprocesados para siempre ¿o no?

El movimiento Realfooding funciona porque se basa en la experiencia en ponerle lógica a tu forma de vida y a tu alimentación. Prohibir los ultraprocesados no es una solución, simplemente hay que aplicar algo de lógica. Si algo te sienta mal o te hace daños, normalmente dejamos de consumirlo o reducimos su consumo al máximo, pues esto es lo que tenemos que hacer con los alimentos ultraprocesados. Menos es más, menos ultraprocesados, más salud. Sencillo, ¿no?

Restaurante PINALE, sinónimo de RealFooding

CLASIFICACIÓN DE LA ALIMENTACIÓN SEGÚN EL MOVIMENTO REALFOODING

1.       La comida real. Todos los alimentos naturales, o que apenas han sufrido trasformación por la industria. Frutas, verduras, frutos secos, legumbres, pescado, granos y semillas (integrales 100%), carnes frescas, huevos, hierbas, infusiones incluido el café

2.       Mínimamente procesados. Alimentos que han sufrido algún proceso industrial o artesanal, pero que se conoce y es lo suficientemente transparente para saber que no afecta a la salud. El objetivo de estos procesos suele ser el de alargar la vida de conservación como salar o añadir azúcar. El aceite de oliva virgen extra, leches y productos lácteos como los yogures y quesos,  panes integrales,  polvo de chocolate con pureza mayor al 70%, legumbres envasadas, conservas, nuestro famoso jamón ibérico, comida natural congelada como frutas y verduras o envasadas al vacío.

 

3.       Ultraprocesados.  Los que habéis llegando leyendo este post hasta aquí, creo que tenemos claro cuáles son esos productos. Todos aquellos productos que han sido manipulados de forma industrial, añadiendo elementos sintéticos para potenciar el sabor, o han añadido otros productos refinados como azúcar refinada, harinas refinadas, aceites refinados,.. que los hacen más atractivos para el consumo humano por su sabor, pero no precisamente por ser comida real. Refrescos azucarados, zumos envasados, bebidas energéticas, bollería, pizzas industriales, galletas, cereales refinados o barritas con azúcares refinadas, salsas industriales, las chuches como Snacks o patatas fritas,…

Motivos para huir de los productos ultraprocesados.

No son sanos. Tienen muchísima azúcar añadida, grasas, sal y aditivos para potenciar su sabor y hacerlos adictivos.

Contienen muchísimas calorías para una pequeña porción.

Apenas aportan fibra, minerales o fitoquímicos.

Parte de su transformación en la industria alimentaria busca la no saciedad, para aumentar el consumo.

Opacan a los alimentos de verdad con estrategias de marketing que a las personas cuesta reconocer como productos no sanos.

Son más fáciles de adquirir, por ser abundantes y más duraderos en el tiempo.

Valora es te post si te ha sido interesante
5/5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *